Fundación EPES publica segundo informe sobre barreras de acceso a la salud de población migrante

Fundación EPES publica segundo informe sobre barreras de acceso a la salud de población migrante

La pandemia agudizó las diversas transgresiones de derechos que viven las personas migrantes, revelando las dificultades que tienen que enfrentar al no tener cómo acceder a información, a atención en salud y a beneficios y ayudas sociales gubernamentales. Las distintas formas de discriminación que se vinculan con el racismo, el clasismo y la xenofobia también se acrecentaron.

Así queda en evidencia en el informe “Barreras de acceso a la atención en salud e impacto del COVID-19 en población migrante haitiana de la comuna de El Bosque” elaborado por Fundación EPES.

El documento concluye que las mayores vulneraciones de derechos en salud se producen en los hospitales, en la atención con mujeres embarazadas y en la atención de urgencia, lo que es congruente con otros estudios al respecto.

El informe recoge las opiniones y percepciones de la población migrante haitiana y de activistas migrantes acerca de las barreras de acceso a la salud, desde una visión amplia de la salud como derecho humano y que incorpora los determinantes sociales de la salud, es decir, las condiciones en que viven y trabajan las personas.

El levantamiento de información se realizó a través de entrevistas, una consulta online dirigida a migrantes haitianos/as, y de una jornada con estudiantes migrantes en el Colegio Fray Luis Beltrán de El Bosque, organizada por EPES.

A modo de conclusión se plantea que la crisis humanitaria que afecta a las personas que se han visto forzadas por distintos motivos a trasladarse a otros territorios tiene raíces profundas que no serán resueltas con medidas efectistas y superficiales. La experiencia internacional tiende a mostrar que ni los muros, ni las zanjas detienen los flujos migratorios pues responden al impulso y la necesidad vital de alcanzar una vida vivible, incluso a pesar de los riesgos que implica tener que cruzar a pie varias fronteras.

Una mirada amplia de los desafíos que presenta la movilidad humana en la actualidad implica entender que el derecho a la salud no tiene fronteras y que esta debe ser garantizada para todas las personas independientemente de la situación migratoria, para avanzar en la superación de las barreras y distintas formas de discriminación y exclusión que afectan a las personas migrantes con resultados que les pueden llevar hasta la muerte.

Descarga el informe completo AQUÍ

Fuente: EPES

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *